Consideraciones básicas de actuación en caso de incendio en aerogeneradores onshore y offshore

JL S45 3foto_juanIncendios en aerogeneradores. ¿Cómo se evacua un aerogenerador? 

En primera instancia, al enfrentarnos a la problemática del fuego en un aerogenerador hemos de tener claro que la premisa básica es la de salvaguardar la vida e integridad física de las personas que pudieran verse involucradas en este tipo de situaciones.

Dicho esto,  hemos de tener presente que un fuego en una instalación de producción de energía como es un aerogenerador conlleva ciertas particularidades que definen no solo la pauta de actuación y posible evacuación sino también los equipamientos necesarios para el combate de un fuego declarado y los medios y sistemas de detección  y extinción preliminares que pudieran instalarse con el fin de minimizar o evitar el desarrollo de un conato de incendio.

Dichos sistemas y medios de detección y extinción preliminar deberán ser seleccionados  teniendo en cuenta  la presencia eventual de operarios  y el cumplimiento de las exigencias mínimas de mantenimiento en funcionamiento de los mismos.

En lo que respecta a los potenciales focos de riesgo de incendio  en un aerogenerador cabe señalar que son las propias actividades de mantenimiento las que en mayor medida pueden propiciar la generación de conatos de incendio, si bien los posibles orígenes pueden ser múltiples: fallos eléctricos, fallos mecánicos, fallo humano o negligencias, rayos, fuegos de origen químico, fuegos forestales que terminen por afectar a la máquina en el caso de los aerogeneradores onshore, etc.

Una vez generado un conato de incendio en un aerogenerador  y  de no atajarse éste mediante los sistemas automáticos de extinción compatibles con la presencia humana, han de ser los propios trabajadores afectados los que tras dar la correspondiente alarma, y hasta la llegada de los servicios de emergencia, han de desencadenar la respuesta prevista en el plan de autoprotección. Así pues, han de optar en líneas generales por utilizar los medios manuales de extinción a su disposición para protegerse y combatir el fuego (mascarillas, extintores portátiles, etc) o por evacuar la máquina, bien en primera instancia o bien si  los esfuerzos de extinción resultan infructuosos.

En cualquier caso, el primer enemigo al que ha de enfrentarse un trabajador en caso de incendio es el pánico, pánico que en un momento dado puede suponer que se obvien las medidas de seguridad que aunque haya un incendio siguen vigentes, como por ejemplo las relativas a la protección en altura o frente al riesgo eléctrico, o que obvie seguir las consignas recogidas en los protocolos de actuación en caso de emergencia por incendio.

El humo y las llamas son los otros dos enemigos a los que nos enfrentamos, y cuya presencia puede acarrear intoxicaciones más o menos severas, asfixias, quemaduras internas y externas, etc.

El hecho es que la evolución de un fuego en un aerogenerador es ciertamente impredecible, si bien la particular tipología,  configuración estructural y potenciales combustibles que se pueden encontrar en un aerogenerador  dan pie a que el efecto chimenea facilite la rápida diseminación  del fuego y del humo.

De no resultar satisfactorios los esfuerzos de extinción, la opción secundaría es la de la evacuación tal y como se mencionaba con anterioridad. En este sentido cabe distinguir dos situaciones básicas:

a)      Fuego por encima  o al mismo nivel del trabajador:

Aquí la evacuación se haría por escalera hacia el ground del aerogenerador empleando los dispositivos anticaídas pertinentes y cerrando las trampillas de tal manera que éstas protejan el hueco de la escalera a modo de escudo de los posibles materiales que pueden desprenderse en altura fruto del fuego.

El uso del elevador quedaría en principio descartado para aquellos de guías fijas o guiados por cable.  En el caso de elevadores de cremallera dotados de dispositivos de bajada manual en ausencia de tensión, el empleo del elevador para la evacuación hacia el ground en caso de incendio habría de evaluarse en cada modelo concreto como una opción que pudiera ser viable.

Una vez en el ground, los trabajadores abandonarían el aerogenerador por la puerta de acceso cerrándola si es posible tras de sí para minimizar el efecto chimenea, con la idea de trasladarse a punto de reunión prefijado en caso de emergencia evitando que pueda alcanzarles  cualquier objeto que pueda precipitarse desde la parte superior del aerogenerador.

JL S45 1Imagen 1: Fuego por encima o al mismo nivel del trabajador.

En el caso de los aerogeneradores offshore, una vez en el ground, los trabajadores accederían la plataforma exterior de acceso bien para ser transferidos a embarcación de rescate o bien en último caso y en ausencia de ésta para emplear las balsas salvavidas de emergencia y los trajes de inmersión para  evacuar el aerogenerador.

JL S45 2Imagen 2: Fuego por encima o al mismo nivel del trabajador en aerogeneradores offshore

En el caso de que el fuego se presente en nacelle, buje y o palas con personal  al mismo nivel en dichos habitáculos, y de no ser satisfactorios los esfuerzos de extinción,  se desaconseja el empleo de  descensores de emergencia automáticos y/o manuales ya que la evacuación del personal puede verse comprometida por la destrucción del sistema de evacuación antes de que el trabajador logre llegar a la base del aerogenerador con el consiguiente peligro de que se precipite desde gran altura con consecuencias fatales, dada la rapidez con la que suelen progresar los fuegos a estos niveles en máquina.

La evacuación se haría por el interior del tubo tal y como se ha descrito con anterioridad.

JL S45 3

Imagen 3: Fuego en nacelle con operario

a)      Fuego por debajo del nivel del trabajador:

En este caso la opción más conservadora es la de evacuar la máquina ascendiendo hasta nacelle utilizando los dispositivos anticaídas establecidos para el ascenso por escalera y si se disponen de ellos utilizando los medios de protección pertinentes que ayuden a combatir la presencia de humo (mascarillas).

La opción de atravesar el fuego descendiendo es a priori mucho más arriesgada, si bien puede ser viable en ciertas circunstancias.

Una vez en nacelle, el trabajador procedería a la evacuación por el exterior del aerogenerador con el  descensor de emergencia manual o automático hasta la base del mismo (playa). Posteriormente se  trasladará a punto de reunión prefijado  en caso de emergencia evitando que pueda alcanzarle  cualquier objeto que pueda precipitarse desde la parte superior del aerogenerador.

JL S45 4Imagen 4. Fuego por debajo del trabajador.

En el caso de aerogeneradores offshore el trabajador llegaría a la plataforma de acceso inferior al aerogenerador.

Una vez allí procedería como se ha indicado en el apartado anterior para abandonar la misma.

Otra opción es que desde el techo de nacelle, se proceda a la extracción-evacuación  mediante medios aéreos de rescate, si bien esto puede ser inviable por falta de tiempo o por posibles problemas que se planteen a los helicópteros de rescate (falta de visibilidad, vientos, etc)

JL S45 5

Juan López Gutierrez

Tesicnor Formación

3 Responses to Consideraciones básicas de actuación en caso de incendio en aerogeneradores onshore y offshore

  1. Mario Sedeño dice:

    Buenos días,

    Gracias por toda esta información tan valiosa que aportáis.

    Me surge una duda en esta época de incendios forestales. Se que es difícil que ocurra, pero no imposible y me gustaría que nuestro personal estuviera preparado ante un incidente como el siguiente.

    Trabajos en el interior de la Nacelle con capota cerrada y sin visión al exterior por configuración del aero. Se produce un incendio forestal y cuando nos damos cuenta el incendio afecta a la base y perímetro del aero.

    Según lo que estáis planteando, es un incendio por debajo del trabajador y se debería evacuar desde la nacelle, pero no se si sería lo correcto. El calor desprendido por el incendio puede hacer imposible la evacuación del mismo.

    La lógica me dice que primero es avisar a jefe del PE, luego confirmar que se ha avisado a emergencias y no se si sería correcto bajar por el interior hasta la quedarnos a pie de torre (pero en el interior) y hacer uso de los extintores en caso que el fuego se introdujese en el interior de la torre hasta esperar ayuda.

    Me gustaría saber si es adecuado mi planteamiento y si existe alguna normativa que lo contemple o algún método estandarizado.

    Muchas gracias!!

    • admin admin dice:

      Buenas tardes Mario,

      Lo primero gracias a ti por tus comentarios y por seguirnos en nuestro blog.
      Contestando a tus preguntas.

      Como bien indicas es improbable que ocurra un incendio forestal durante la estancia en aerogenerador y que el operario no se dé cuenta. Por ello en nuestros cursos siempre indicamos que en épocas veraniegas de vez en cuando se eche un vistazo al exterior ante posibles tormentas eléctricas y/o incendios forestales.

      Siempre que se dé una situación de emergencia deberemos de llamar inicialmente al 112 y de igual manera al Jefe de Parque.

      Ante la tesitura de un incendio forestal y encontrándonos en nacelle, nosotros al igual que tú lo tenemos claro, debemos bajar a la parte inferior del aerogenerador, y una vez allí sopesar permanecer en el interior del aerogenerador o bien evacuar la máquina.
      De esta manera evitamos uno de los dos riesgos que tiene el operario: la altura , el otro riesgo es el prorpio incendio.

      Si decidiéramos quedarnos en la parte superior del aerogenerador, es decir nacelle, es posible que el fuego del incendio forestal salte a las palas del aerogenerador y esto haga que el fuego suba a la nacelle estando, en su caso, vendidos para poder realizar una pronta evacuación.

      Es por ello que creemos la evacuación al ground como la más segura. Una vez en el mismo y atendiendo a la situación en particular: estado de limpieza de la playa y dimensiones, tipología de la masa forestal circundante, potencia de fuego, existencia de acopios en playa, disponibilidad de medios de extinción, etc, deberemos de decidirnos por la mejor opción, permanecer en el interior del ground o ir hasta el vehículo y evacuar el parque si fuera posible.

      Por último en cuanto a la pregunta de si existe alguna normativa para con estos temas te debemos que decir que no existen nada al respecto, salvo los propios planes de autoprotección de cada parque eólico en el cual se encuentren los operarios trabajando.

      Esperamos haberte servido de ayuda.

      Un saludo y de nuevo gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies