JL S45 3foto_juanIncendios en aerogeneradores. ¿Cómo se evacua un aerogenerador? 

JL S45 3A Fire in a windturbine. How to evacuate? 

En primera instancia, al enfrentarnos a la problemática del fuego en un aerogenerador hemos de tener claro que la premisa básica es la de salvaguardar la vida e integridad física de las personas que pudieran verse involucradas en este tipo de situaciones.

Dicho esto,  hemos de tener presente que un fuego en una instalación de producción de energía como es un aerogenerador conlleva ciertas particularidades que definen no solo la pauta de actuación y posible evacuación sino también los equipamientos necesarios para el combate de un fuego declarado y los medios y sistemas de detección  y extinción preliminares que pudieran instalarse con el fin de minimizar o evitar el desarrollo de un conato de incendio.

Dichos sistemas y medios de detección y extinción preliminar deberán ser seleccionados  teniendo en cuenta  la presencia eventual de operarios  y el cumplimiento de las exigencias mínimas de mantenimiento en funcionamiento de los mismos.

En lo que respecta a los potenciales focos de riesgo de incendio  en un aerogenerador cabe señalar que son las propias actividades de mantenimiento las que en mayor medida pueden propiciar la generación de conatos de incendio, si bien los posibles orígenes pueden ser múltiples: fallos eléctricos, fallos mecánicos, fallo humano o negligencias, rayos, fuegos de origen químico, fuegos forestales que terminen por afectar a la máquina en el caso de los aerogeneradores onshore, etc.

Una vez generado un conato de incendio en un aerogenerador  y  de no atajarse éste mediante los sistemas automáticos de extinción compatibles con la presencia humana, han de ser los propios trabajadores afectados los que tras dar la correspondiente alarma, y hasta la llegada de los servicios de emergencia, han de desencadenar la respuesta prevista en el plan de autoprotección. Así pues, han de optar en líneas generales por utilizar los medios manuales de extinción a su disposición para protegerse y combatir el fuego (mascarillas, extintores portátiles, etc) o por evacuar la máquina, bien en primera instancia o bien si  los esfuerzos de extinción resultan infructuosos.

En cualquier caso, el primer enemigo al que ha de enfrentarse un trabajador en caso de incendio es el pánico, pánico que en un momento dado puede suponer que se obvien las medidas de seguridad que aunque haya un incendio siguen vigentes, como por ejemplo las relativas a la protección en altura o frente al riesgo eléctrico, o que obvie seguir las consignas recogidas en los protocolos de actuación en caso de emergencia por incendio.

El humo y las llamas son los otros dos enemigos a los que nos enfrentamos, y cuya presencia puede acarrear intoxicaciones más o menos severas, asfixias, quemaduras internas y externas, etc.

El hecho es que la evolución de un fuego en un aerogenerador es ciertamente impredecible, si bien la particular tipología,  configuración estructural y potenciales combustibles que se pueden encontrar en un aerogenerador  dan pie a que el efecto chimenea facilite la rápida diseminación  del fuego y del humo.

De no resultar satisfactorios los esfuerzos de extinción, la opción secundaría es la de la evacuación tal y como se mencionaba con anterioridad. En este sentido cabe distinguir dos situaciones básicas:

a)      Fuego por encima  o al mismo nivel del trabajador:

Aquí la evacuación se haría por escalera hacia el ground del aerogenerador empleando los dispositivos anticaídas pertinentes y cerrando las trampillas de tal manera que éstas protejan el hueco de la escalera a modo de escudo de los posibles materiales que pueden desprenderse en altura fruto del fuego.

El uso del elevador quedaría en principio descartado para aquellos de guías fijas o guiados por cable.  En el caso de elevadores de cremallera dotados de dispositivos de bajada manual en ausencia de tensión, el empleo del elevador para la evacuación hacia el ground en caso de incendio habría de evaluarse en cada modelo concreto como una opción que pudiera ser viable.

Una vez en el ground, los trabajadores abandonarían el aerogenerador por la puerta de acceso cerrándola si es posible tras de sí para minimizar el efecto chimenea, con la idea de trasladarse a punto de reunión prefijado en caso de emergencia evitando que pueda alcanzarles  cualquier objeto que pueda precipitarse desde la parte superior del aerogenerador.

JL S45 1Imagen 1: Fuego por encima o al mismo nivel del trabajador.

En el caso de los aerogeneradores offshore, una vez en el ground, los trabajadores accederían la plataforma exterior de acceso bien para ser transferidos a embarcación de rescate o bien en último caso y en ausencia de ésta para emplear las balsas salvavidas de emergencia y los trajes de inmersión para  evacuar el aerogenerador.

JL S45 2Imagen 2: Fuego por encima o al mismo nivel del trabajador en aerogeneradores offshore

En el caso de que el fuego se presente en nacelle, buje y o palas con personal  al mismo nivel en dichos habitáculos, y de no ser satisfactorios los esfuerzos de extinción,  se desaconseja el empleo de  descensores de emergencia automáticos y/o manuales ya que la evacuación del personal puede verse comprometida por la destrucción del sistema de evacuación antes de que el trabajador logre llegar a la base del aerogenerador con el consiguiente peligro de que se precipite desde gran altura con consecuencias fatales, dada la rapidez con la que suelen progresar los fuegos a estos niveles en máquina.

La evacuación se haría por el interior del tubo tal y como se ha descrito con anterioridad.

JL S45 3

Imagen 3: Fuego en nacelle con operario

a)      Fuego por debajo del nivel del trabajador:

En este caso la opción más conservadora es la de evacuar la máquina ascendiendo hasta nacelle utilizando los dispositivos anticaídas establecidos para el ascenso por escalera y si se disponen de ellos utilizando los medios de protección pertinentes que ayuden a combatir la presencia de humo (mascarillas).

La opción de atravesar el fuego descendiendo es a priori mucho más arriesgada, si bien puede ser viable en ciertas circunstancias.

Una vez en nacelle, el trabajador procedería a la evacuación por el exterior del aerogenerador con el  descensor de emergencia manual o automático hasta la base del mismo (playa). Posteriormente se  trasladará a punto de reunión prefijado  en caso de emergencia evitando que pueda alcanzarle  cualquier objeto que pueda precipitarse desde la parte superior del aerogenerador.

JL S45 4Imagen 4. Fuego por debajo del trabajador.

En el caso de aerogeneradores offshore el trabajador llegaría a la plataforma de acceso inferior al aerogenerador.

Una vez allí procedería como se ha indicado en el apartado anterior para abandonar la misma.

Otra opción es que desde el techo de nacelle, se proceda a la extracción-evacuación  mediante medios aéreos de rescate, si bien esto puede ser inviable por falta de tiempo o por posibles problemas que se planteen a los helicópteros de rescate (falta de visibilidad, vientos, etc)

JL S45 5

Juan López Gutierrez

Tesicnor Formación

In the first instance, to face the problem of fire in a windturbine, we need to have clear that the first basic notion is the save the life and the physical integrity of the technicians involved in this kind of situations.

After this premise, we have to bear in mind that the fire in a windturbine producing energy, carries some certain peculiarities defining not only the guidelines to act and evacuate, but also the necessary equipment required to confront the fire, the wherewithal and the systems of detection and extinction to be installed, in order to minimize or avoid the outbreak of fire.

These systems of detection and extinction must be selected bearing in mind the eventual presence of operators and the compliance of the minimum requirements of maintenance and  functioning of the devices.

Talking about the potential outbreaks of fire in a windturbine, it is noteworthy, that it is  for instance the same maintenance tasks generating these risks. However, the origin of a fire could be a result of multiple causes: electric failures, mechanical failures, human failures or negligences, lightnings, chemical fires, forest fire, etc.

Once the outbreak of fire is given in a windturbine, and with no chance to mitigate it with the help of the automatic systems of extinction compatible with the human presence, the operators must sound the alarm, and before the emergency services arrive, they also must apply the procedures included in the self-protection plan. So, in broad lines, they must use the manual extinguishing agents to self-protect and confront the fire (masks, extinguisers, etc) or evacuate the machine, before or after the use of these elements of extinction.

In any case, the first enemy to confront in case of a fire is the panic. The panic, in a given moment, could be the reason for what an operator can obviate certain security measures  still valid  when there is a fire, such as those related to the work at heights, against electrical risks, or even forget to follow the security procedures in all the emergency plans for fires.

The smoke and the flames are the two other enemies to confront, which presence can carry minor or serious intoxications, asphyxia, internal or external burns, etc.

The fact is that the evolution of a fire in a windturbine is certainly unpredictable, although the particular typology, the structure configuration and the potential combustibles found in a windturbine can cause a chimney effect easing a quick dissemination of the fire and the smoke.

If the efforts to mitigate the fire are not satisfactory, the secondary option is the evacuation as it was mentioned before. In this sense, we can find two basic situations:

a) The fire is above/same level of the operator:

In this situation the evacuation should be through the ladder on the way to the ground, by using the fall- arrest devices and closing all the trapdoors on the way, so they can protect the gap of the ladder as a shield of all the possible materials falling from the nacelle as a result of the fire.

The use of the elevator should be discarded in the case of the fixed guides elevators or the ones guided by cables. Those elevators with a rack and pinion system provided with devices to descend manually when there is no voltage can be used to evacuate to the ground. The use of the elevator in these cases should be evaluated in every specific  model, as a feasible option.

Once in the ground, the operators must leave the windturbine through the access door, closing it if it is possible in order to minimize the chimney effect, and reaching the meeting point included in the emergency plan to avoid falling objects from the higher parts of the windturbine.

IMG1

Image 1: Fire above/same level of the operator.

In the case of the offshore windturbines, once on the ground, the operators should get the external Access Platform, in order to be transferred to the rescue boat or in the last of the cases to use the emergency liferafts and the wetsuits to evacuate the windturbine.

IMG2

Image 2: Fire above/same level of the operator in offshore windturbines

In those cases the fire is in the nacelle, Hub or blades with some personnel on the same level, once the extinction efforts are unsuccessful, the use of manual or automatic emergency descender is ill-advised, due to the destruction of the system of evacuation  before the operator reaches the ground of the windturbine, and the consequent danger of falling with fatal consequences, as these kind of fires normally spread out so fast.

The evacuation should be from inside the tower by using the ladder as it has been described before.

JL S45 3

Image 3: Fire in the nacelle with operators working

b) Fire under the level of the operator:

In this case the most conservative option is to evacuate the machine by going up and reaching the nacelle using the fall arresters and, in case we have them, by using the relevant protection equipments to confront the presence of smoke (masks).

The option of going down crossing the fire could be more risky, although it could viable in certain circumstances.

Once in the nacelle, the operator would proceed to use the manual / automatic emergency descender in order to reach the ground platform. After that the operator should get the meeting point included in the emergency plan avoiding any possible falling objects from the nacelle.

IMG4

Image 4. Fire under the operator.

In the case of the offshore windturbines the operator  will reach the access platform on the ground of the windturbine.

Once there, the operator will proceed to evacuate as indicated above in the previous section.

Another option from the roof of the nacelle, is to proceed with the evacuation by using aerial rescue equipments, although this could be non-viable because of the lack of time, or possible problems with the rescue helicopters (lack of visibility, wind, etc)

IMG5

 

Juan López Gutierrez

Tesicnor Training